¿Te regalaron una plantita de Vinde garden center y no sabes cómo cuidarla?
Felicidades, es un regalo muy bonito y es muy fácil cuidarla. Primero identifica el tipo de
planta que recibiste.
Suculenta Planta de interior

Cuidados plantas suculentas
Las plantas suculentas son muy atractivas por sus colores vivos y requieren pocos
cuidados. Se les llama suculentas a muchas especies de plantas con diferentes formas y
colores que tienen cuerpo carnoso porque guardan agua en su interior. Estas plantas
están adaptadas a lugares desérticos y semidesérticos donde pueden pasar largos
periodos sin lluvia. Cuando esto sucede, la planta utiliza sus reservas de agua para vivir, y
una vez que vuelve a llover, recuperan sus reservas.
Sigue estas recomendaciones generales para tener una planta sana:
Luz. Salvo raras excepciones como la Haworthia cymbiformis que requieren estar en
lugares muy iluminados pero sin sol directo, las suculentas pueden estar en sol directo o
en resolana. Si las pones directamente al sol, considera que es una planta pequeña, por
ahora que no reciba más de 3 o 4 horas de sol al día, preferentemente el de la mañana,
de lo contrario, se puede quemar. Cuando crezca, puedes ir acostumbrándola a recibir
más horas de exposición al sol.
Lo ideal por el momento es que estén en resolana. Se le llama resolana a recibir el sol de
forma indirecta: a través de un cristal, una mallasombra, un domo, un plástico tipo
invernadero, una lámina traslúcida, una cortina semitransparente, etc. El número de horas
de sol en estas condiciones debe ir de 2 a 4 horas, y para el resto del día basta con tener
luz natural.
Si tienes una suculenta en interior, es decir, un sitio que aunque tenga luz natural no
reciba sol o resolana, empezará a perder sus colores vivos, crecer de forma muy alargada
(etiolación) y posteriormente se debilitará y acabará muriendo. Así que puedes darle
baños de sol, es decir, dos o tres veces por semana llévala a una ventana donde reciba al
menos 2 horas de sol.
Riego. Como ya mencionamos, las suculentas están adaptadas a poca humedad, por lo
que no debes regarlas seguido. La frecuencia del riego dependerá de dónde vives, la
temperatura y el número de horas de exposición al sol o resolana, pero puedes comenzar
regando cada semana si vives en lugar cálido o cada semana y media si vives en lugar
templado. Debes regar poco, que apenas se humedezca el sustrato donde se encuentra
tu planta.
El exceso de humedad puede podrir tu planta o generar hongos que la enfermen. Si tu
planta suculenta comienza a cambiar su cuerpo de terso a arrugado (parecido a las
yemas de nuestros dedos cuando estamos mucho tiempo en el agua), es señal de
deshidratación. Riega más frecuente hasta que puedas espaciarlos lo más posible sin
tener señales de deshidratación.

En caso de deshidratación extrema, puedes sumergir tu planta suculenta en un recipiente
con agua durante dos horas todos los días hasta que la veas recuperada. A partir de ese
momento, vuelves a aplicar el riego espaciado.
Toma en cuenta que deberás adaptar tus riegos entre verano e invierno.
Sustrato.
Como toda planta, va a crecer. Puedes trasplantarla las veces que sea necesario a
macetas más grandes. El sustrato (lo que conocemos como tierra) debe ser específico
para plantas suculentas y cactus. Los hay con diferentes composiciones, pueden ser a
base de trozos de corteza, fibra de coco o rocas pequeñas, generalmente tezontle (color
rojo o negro), tepojal (piedra muy ligera color blanco o amarillo), y otros componentes.
Estos sustratos tienen la característica de contar con un drenaje rápido, es decir, el agua
escurre rápidamente, por lo que guardan poca humedad. No utilices tierra negra o tierra
preparada para sembrarlas.
Enfermedades y hongos. Revisa constantemente tu planta.
Si detectas que sus “hojas” tienen una capa blanca semitransparente que no se quita
fácilmente al pasar el dedo, o le salen puntos negros, es señal de hongos. Requieres
regar menos y aplicar un fungicida.
Si tu planta tiene animalitos es plaga. Las más comunes es el algodoncillo y las orugas.
En estos casos utiliza un insecticida.
Sigue estos sencillos pasos y tu planta crecerá sana. ¿Tienes alguna duda extra?
Contáctanos.